El arbitraje es un método alternativo para solventar conflictos por las partes, cuyas ventajas son la rapidez y la economía. Es un procedimiento que agiliza y acorta los trámites, con respeto a los procedimientos judiciales, y ofrece una solución (laudo) fundado en derecho. Las grandes empresas depositan cada vez más su confianza en el arbitraje y, esta fórmula, comienza a utilizarse en la actualidad por pequeñas empresas y particulares.

En nuestro despacho podrá beneficiarse de estas modalidades de resolución de conflictos. Consulte su caso y asesoraremos a las partes para que se sometan a arbitraje. Entre nuestros letrados hay árbitros que constan en la lista oficial del Colegio de Abogados.