El juicio de desahucio es un procedimiento judicial que tiene por objeto la recuperación por el arrendador de una finca  dada en arrendamiento. Podríamos definirlo como aquel proceso especial y sumario que  pretende que el dueño o arrendador de una finca entregada en arrendamiento pueda recuperarla, ya sea  por falta de pago de la renta o de cantidades asimiladas a la misma (recibos de la comunidad de propietarios, impago del IBI por el inquilino, recibos por suministros, etc.),  bien porque ha terminado el plazo de duración del contrato de arrendamiento, o por cualquier otra causa de resolución que se establezca en la Ley (desahucio por precario).

Tanto si es propietario de un inmueble, como aspira a ser inquilino de uno, si le surgen dudas, nuestro equipo de abogados podrá prestarle asesoramiento al respecto. En cualquier de sus modalidades (alquiler de vivienda, de local de negocio, rústicos, etc…) es conveniente asesorarse y conocer bien los derechos y obligaciones inherentes al contrato de arrendamiento.