Se ha demostrado que entidades financieras, debido a su posición dominante, imponen la contratación bancaria y, especialmente, en el mercado hipotecario, cláusulas abusivas, que han recibido un serio correctivo por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea

Varias sentencias de nuestro Tribunal Supremo, y posteriormente de muchas Audiencias Provinciales de toda España, han declarado la nulidad de distintas Cláusulas Suelo contra distintas entidades financieras.  Dicha cláusula es eliminada debido a su oscurantismo y especial complejidad, pero éste no es el único motivo por el cual el Tribunal Supremo ha anulado varias Cláusulas Suelo de contratos hipotecarios llevados a cabo con Consumidores y Usuarios. Además el Alto Tribunal declara la nulidad del referido clausulado dada la falta de “el cumplimiento de este especial deber de transparencia” que le deben las entidades de crédito a sus clientes.

Por lo general la Cláusula Suelo se suele incorporar en los contratos que denominamos “de adhesión”, aquellos en que realmente las partes no han tenido posibilidad alguna de negociación; y el problema radica no tanto en esta negociación si no en que la entidad financiera no ha informado de la inclusión de dicha cláusula y por tanto el cliente está otorgando su consentimiento a algo que realmente no conoce.

Las cláusulas abusivas de las hipotecas pueden impugnarse. La legislación de defensa de los consumidores y usuarios abre nuevas puertas a las batallas judiciales en las ejecuciones hipotecarias. La impugnación de las cláusulas abusivas hipotecarias es la nueva arma que el deudor hipotecario podrá hacer valer frente a la acción ejecutiva de los bancos.

Además de las Cláusulas Suelo, existen otras muy comunes que se pueden combatir como las cláusulas de vencimiento anticipado, las de liquidación unilateral de la deuda o las que hacen referencia al tipo de interés.

Consulte con nuestros profesionales su caso y le asesoraremos.